lunes, 4 de abril de 2011

Viviendo con muertos

Sabíamos que con el Alzheimer se olvida antes el presente que el pasado. También habíamos oído hablar de enfermos que no saben el nombre de quienes le rodean cada día pero se acuerdan de personas que hace décadas que no ven. Pero a ella nunca le había pasado… hasta ahora!

Hace unos meses empezó a preguntar por familiares que murieron hace años o a esperarlos. Luego comenzó a confundir a personas que ve todos los días con esos familiares muerto. Y estas confusiones que al principio se producían de forma esporádica cada vez son más habituales, casi diarias.

Por ejemplo, cada noche dice que tiene que regresar del trabajo su padre o su marido pero quien tiene que regresar es su hijo. Su padre hace más de 30 años que murió y su marido más de 10. Sin embargo, siempre ha vivido con su hijo y sigue haciéndolo pero no lo reconoce.

Además, cuando lo confunde con su marido la hora de ir a dormir es, a veces, un problema. Ella no entiende como su marido se va a dormir con otra mujer y por mucho que le intentes hacer razonar es imposible. Aun así, ya hemos descubierto una formula para que no lo pase mal.

Ella tiene que irse a dormir más temprano y cuando ella ya duerme su hijo se puede acostar porque si se van a la cama al mismo tiempo ella no puede dormirse pensando que su marido esta con otra. Y esto la angustia muchísimo. Sin embargo, si lo deja viendo una película y ella se va a dormir porque está cansada, ella se relaja y se duerme y al dia siguiente ya no se acuerda de nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada