domingo, 6 de septiembre de 2015

Medicación según su necesidad

Aunque todos los enfermos tienen sus revisiones para ver su evolución y tratamientos, hay en muchas ocasiones que son los cuidadores y familiares que más tiempo pasan con ellos quienes se dan cuenta antes de que necesitan un cambio. Hay veces en que el cuerpo se les acostumbra a un determinado medicamento y por tanto no hace el efecto buscado. Otras veces es que el enfermo cambia de fase y por tanto necesita una medicina distinta más acorde a la nueva situación.

En su caso, ella ha pasado por ambos procesos. En ocasiones hemos tenido que cambiarle la medicación porque su cuerpo se había acostumbrado a ello y alguna vez también por un cambio de etapa de la enfermedad.

En sus fases más iniciales, sus nervios e inquietud nos obligaban a suministrarle una medicación basada en relajantes y tranquilizantes. El objetivo era calmar sus nervios y, especialmente, que sufriese lo mínimo posible debido a su inquietud interna. De hecho, esa falta de calma la llevó en algunos momentos a pasarse noche sin dormir y no descansar bien, por lo que esto también se tuvo en cuenta para su medicación.

Otra de las observaciones que hemos hecho durante estos años conviviendo con el Alzheimer es que medicamentos que al principio tenían unos efectos muy beneficiosos, con el tiempo dejaban de hacerlo. Su cuerpo se acostumbraba y debíamos cambiar el compuesto por otros desconocidos para su organismo.

Todos estos cambios de medicación se deben, en gran medida, a la observación del día a día de la enferma. En muchas ocasiones hemos podido esperar a esas revisiones médica, pero en la mayoría de los casos hemos tenido que pedir una cita para comentar la nueva situación con el médico y así tomar la decisión más pertinente.

Actualmente, está en una fase bastante avanzada, sin embargo, su medicación es muy reducida. Ya no necesita un tratamiento para relajarse porque está tranquila y descansa bien, sin embargo, sí que hemos podido darle una medicina para mejorar su lucidez y atención. Un medicamento que habíamos probado en etapas anteriores pero la ponía aún más nerviosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada