domingo, 29 de noviembre de 2015

No es la única

Desgraciadamente, ella no es la única que sufre el mal de Alzheimer. Se estima que 800.000 personas en España padecen esta enfermedad pero muchas aún no han sido diagnosticadas. Un diagnóstico preco puede ayudar a mejorar su calidad de vida y a que ellos mismos  puedan tomar decisiones para el futuro.

Centrándome de nuevo en una ámbito más personal, alrededor de ella hemos vivido varios y distintos casos de Alzheimer. Su hermana, a quien ya he nombrado en algún post, también tiene esta enfermedad. Comenzó antes, sin embargo, el mal avanza de una forma muy diferente. Está más activa aunque la memoria lleva años fallándole.

También padeció este mal su cuñada quien se refugió en la música que tanto le encantaba hasta el final de sus días. Ella también comenzó con despistes e insistencias pero la enfermedad fue ganando terreno hasta terminar casi sin movilidad. Este caso si que es más parecido aunque, como cada persona es un mundo, tiene muchas diferencias. Una de las cosa es que su cuñada chillaba a todas horas (también a altas horas de la madrugada) mientras que ella, por ahora, está callada salvo alguna excepción.

La tía de su nuera y cuidadora también tuvo Alzheimer. En su caso la enfermedad fue lenta y muchos pensamos que ella fue consciente. En este caso se negaba a comer y poco a poco, aunque sus seres queridos la cuidaban con mimo y le dedicaban todos su tiempo, se dejó morir.

Estas 4 mujeres tienen una cosa en común, todas han comenzado con la enfermedad ya de mayores. Desgraciadamente hay personas que empiezan más jóvenes con despistes que deberían consultar con un profesional.

Un abrazo para los enfermos y sus familiares


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada