domingo, 6 de diciembre de 2015

Hemos pasado a los purés

Hace meses que no pide de comer, pero para eso estamos quienes la queremos para organizar un orden diario de comidas y ocuparnos de que lo cumpla. Hasta hace poco podía comer lo mismo que el resto de la familia salvo algunos platos que le costaba más masticar. Desde hace unos meses hemos pasado a los purés. Ya le costaba masticar cuando comenzamos a molerle algunos platos pero últimamente estábamos viendo que hasta cosas blandas le costaba comerlas.

Como si de un bebé se tratase, le hacemos purés de verdura, con pollo, pescado... que le vamos alternando en comidas y cenas. También la fruta le cuesta comerla, así que también le hacemos papillas de fruta que alternamos con yogures para la merienda o los postres.

Los líquidos tampoco son bien digeridos. Es fácil de que se atragante y se los tenemos que dar muy poco a poco. Así aún sigue bebiendo agua aunque pensamos que quizás algún día habrá que solidificarsela. No obstante, en el desayuno toma leche que solemos espesarsela con cereales, avena o una magdalena para que se lo pueda tomar más fácilmente.

Ya sabéis que es una golosa, pero el Alzheimer hace olvidar todo. Hubo un tiempo que solo lo comía si se lo ofrecíamos pero ya le cuesta y son pocos dulces los que puede comer. Aún así a veces le hacemos natillas caseras o arroz con leche que aún les es fácil de digerir para que pueda disfrutar de su gran pasión aunque nos tememos que esta Navidad ya no podrá disfrutar del turrón.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada